Le gritan a Gattás, «ponte a trabajar»

Por dejar abandonados los panteones en pleno Día de Muertos".

Por José Gregorio Aguilar

Ante el abandono en que la autoridad municipal dejó a los camposantos por no realizar la limpieza y mantenimiento de los mismos durante los días previos a la celebración del Día de Muertos en que miles de personas visitan a sus difuntos, este día en el Panteón del Cero Morelos, los ciudadanos expresaron su malestar en contra del alcalde y a gritos le exigieron que se pusiera a trabajar cuando Eduardo Gattás realizaba un recorrido por el Panteón del Cero Morelos.

En pleno día de Muertos, la autoridad municipal demostró su total desinterés por cumplir con el trabajo de mantenimiento de los camposantos, a los que días antes sólo les dio una “manita de gato” en la entrada principal, pero en el resto de los camposantos lució el abandono total, llenos de hierba, sucios, descuidados y sin cumplir con los protocolos sanitarios para proteger a quienes visitan a sus difuntos desde este 1 de noviembre.

Al menos en el Panteón de La Cruz, ubicado en la Colonia Azteca, al que el reportero realizó visitas diarias para constatar que efectivamente los responsables de dar mantenimiento no lo hicieron, por el contrario, no les importó hacerlo pese a que en ese cementerio cada año acuden miles de personas a visitar a sus difuntos.

Con ello, quedó en evidencia la irresponsabilidad del ayuntamiento y del propio alcalde, Eduardo Abraham Gattás Báez, quien no giró instrucciones a los encargados de los camposantos para que realizarán la limpieza, pues finalmente los propios visitantes tuvieron que pagar un servicio de mantenimiento al darse cuenta que si se esperaban a que la autoridad municipal responda simplemente tendrían que sentarse para no cansarse.

Hay que recordar que luego de más de año y medio de pandemia por Covid 19 en que los panteones permanecieron cerrados por disposición de la Secretaría de Salud, este año el Comité de Seguridad en Salud dispuso su apertura debido a que el semáforo epidemiológico se encuentra en verde y bajo ese supuesto los contagios son mínimos.

Sin embargo, los encargados de los camposantos debieron cumplir con los protocolos sanitarios; instalar en la entrad un filtro para que los visitantes se aplicaran gel y portaran cubrebocas, pero ni siquiera ese apartado atendieron, por lo que el riesgo de contagio se hizo patente al ingresar personas sin cumplir con las medidas preventivas.

Al menos hasta las 9:30 horas, en la entrada principal no se colocó al alcance de los visitantes gel antibacterial ni hubo personal para controlar el ingreso de los visitantes, quienes entraron sin protección facial, e incluso los mismos empleados del panteón incumplieron con el protocolo sanitario.

El panteón de la Colonia Azteca lució sucio, con abundante hierba e infestado de zancudos, situación muy distinta a la que proyectaron a través de los boletines del municipio, ni siquiera durante la administración de Xicoténcatl González Uresti los panteones habían sido abandonados de tal manera.

Afuera la vendimia a todo lo que da también sin vigilancia de Coepris. Los puestos de comida ni gel tienen y los empleados ni cubrebocas usan; una total anarquía tanto al interior como en el exterior del panteón de la Cruz.

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
error: Este Contenido está protegido
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios