Chavira, un engaña bobos

  • De los 38 que tenía, sólo quedan 4
  • Molestos con el Truco en Altamira y Madero
  • Américo lleva la ventaja

Cd. Victoria, Tam.- El proceso interno de selección de candidato a gobernador de Morena acabó con solo cuatro precandidatos elegidos por el Consejo Nacional de Morena; Américo Villarreal Anaya, Olga Sosa, Rodolfo González Valderrama y Maki Esther Ortiz Domínguez, en ese orden de acuerdo al número de votos obtenidos de mayor a menor.

Debe entenderse que Olga Sosa y la ex alcaldesa panista de Reynosa, Maki Ortiz, se filtraron por cumplirse la equidad de género, pero de ahí a que cualquiera de las dos llegue a ser seleccionada como la abanderada de Morena a la gubernatura está muy lejos de cumplirse, desde luego que no se descartan las sorpresas.

Según a como lo vemos en la encuesta ciudadana, la primera en quedar fuera de la contienda sería precisamente la ex alcaldesa de Reynosa, y le seguiría Olga Patricia Sosa Ruiz, eso si realmente se considera que el candidato debe ser cien por ciento morenista, algo que ninguna de las dos mujeres cumplen, la primera se registró como externa siendo ex panista, la segunda, diputada federal por el Partido Revolucionario Institucional.

Las observaciones que aquí hacemos es sólo de carácter informativo, pues será la encuesta ciudadana y el Consejo Nacional de Morena los que tengan la última palabra en la selección del candidato o candidata.

De los hombres, Américo Villarreal aún lleva la delantera en las preferencias, seguido por Rodolfo González Valderrama, el primero de extracción priista convertido a morenista hace apenas 3 años, mismos que lleva como senador de la república, el segundo, se define como el único morenista cien por ciento y el hombre de las confianzas del presidente.

En el caso de Américo Villarreal Anaya, tiene la ventaja de ser bastante conocido en Tamaulipas, lo que le daría mayores posibilidades de ganar la encuesta ciudadana sobre el aún delegado de Programas de Bienestar Social, quien prácticamente es desconocido para los tamaulipecos luego de que la mayor parte de su vida vivió en la ciudad de México.

Ahora bien, en la encuesta ciudadana existen varios escenarios, en esta los más favorecidos serían Américo Villarreal y Maki Ortiz, en el orden siguiente quedarían Rodolfo González Valderrama y Olga Patricia Sosa Ruiz.

Otra de las ventajas de Américo es que no tiene cola que le pisen, se le considera un hombre limpio, aunque la mayor parte se desempeño profesionalmente en la Secretaría de Salud de Tamaulipas y en el terreno político sólo ha incursionado los mismos años que lleva como senador de la república, de experiencia en estos menesteres mejor ni hablamos.

Los cuatro, ahora deberán buscar el aval de los ciudadanos para que los elija como su candidato a gobernador o gobernadora de Tamaulipas.

Cabe destacar que en el caso de Rodolfo González Valderrama, dos aspirantes declinaron a su favor; el senador suplente Alejandro Rojas Díaz Duran y el empresario de universidades patito, Francisco Chavira Martínez.

Este último, más que ventaja puede ser considerado como una pesada carga para el delegado de Programas Federales de Apoyo para el Desarrollo de Tamaulipas, pues sus antecedentes hablan por si solos.

Francisco Chavira, también conocido como ex convicto en el sexenio de Egidio Torre Cantú, ha brincado de un partido a otro con una gran facilidad, primero fue perredista, después fue independiente cuando busco la gubernatura en el 2016 pero declinó a favor del candidato del PAN, Francisco Javier García Cabeza de Vaca a cambio de favores, entre ellos que se le diera la Secretaría del Trabajo a su hermana y la protección para continuar creciendo el número de sus universidades en el estado.

El muchacho no es inteligente, es astuto, que son dos conceptos muy diferentes, en este proceso vio la oportunidad de cambiar de piel, pasando de panista a Morena.

De la misma manera como lo hizo en el 2016, sabía que no tenía posibilidades de ganar la gubernatura y se acercó a todos los candidatos, así hizo acto de presencia en la campaña de Gustavo Cárdenas Gutiérrez, también lo hizo con Baltazar Hinojosa Ochoa y luego de conocer las encuestas que le dieron la ventaja a quien hoy es el gobernador, de inmediato declinó a favor de Cabeza de Vaca.

El resto de la historia la mayoría la conocen, su hermana fue Secretaria del Trabajo por cuatro años, y tan pronto fue “renunciada”, Francisco Chavira olvidó que era panista, esperando en las sombras para definir con quien habría de aliarse, por eso se registró como precandidato y al conocer que Rodolfo Valderrama es considerado el hombre de las confianzas de AMLO, el mismo día de su registro decidió declinar a favor del tampiqueño.

Francisco Chavira no ha hecho nada por Tamaulipas, en política solo es un engaña bobos que busca obtener beneficios del gobierno en turno, Morena deberá prestar mucha atención, sobre todo Rodolfo González Valderrama, porque si tiene la posibilidad de ser el candidato, puede perderla por tener en sus filas a un personaje que le será más perjudicial en el corto plazo, que lo compre quien no lo conozca.

El Cierre

En el Partido Acción Nacional trasciende la falta de unidad entre el virtual candidato, César Augusto Verastegui Ostos y militantes panistas de los municipios de Altamira y Ciudad Madero quienes ya han manifestado de forma anónima estar molestos con el Secretario General de Gobierno.

El virtual candidato del PAN a la gubernatura ha logrado reunir a miles de simpatizantes, tanto de otros partidos como de su mismo partido, además de destacadas personalidades y empresarios, pero hacer a un lado a los panistas es uno de los errores que puede restarle posibilidades de ganar en el proceso electoral del 2022.

Pues mientras abre las puertas a priistas y perredistas, los panistas rechazados se volverían en su contra ante la incertidumbre e inquietud al no ser tomados en cuenta, los resultados serían desastrosos que hasta podría repetirse lo sucedido en la elección del pasado 6 de junio donde Morena arraso.

César Verastegui Ostos debe enfocarse en unir a todos, pero principalmente a los que son de su color, sumar para ganar, pues hay que recordar que en Altamira en la elección pasada perdieron poco más de 5 mil votos, municipio donde actualmente tiene como operadores políticos dos priistas, Juvenal y Ciro Hernández, al igual que en Madero, Elías Ahued y Jaime Turrubiates.

Por hoy aquí la dejamos, el espacio se nos agotó así que le ponemos el Punto Final… nos leemos hasta la próxima, les dejó mi correo electrónico para sugerencias, felicitaciones y reclamos, raul-131@hotmail.com y si le gustan estos comentarios nos agradaría mucho que lo comparta.

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
error: Este Contenido está protegido
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios